LA CIUDAD DE LOS CESARES

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

LA CIUDAD DE LOS CESARES

Mensaje por josecito el Vie 18 Oct 2013, 7:18 pm

La Ciudad de los Césares, Ciudad encantada de la Patagonia, Ciudad errante, Trapalanda, Trapananda, Lin Lin o Elelín, es una ciudad mítica de América del Sur ubicada en algún valle cordillerano de la Patagonia.
Esta leyenda surgió en el siglo XVI, durante la conquista española, y describía un paradisíaco paraje patagónico donde se asentaba una ciudad fantástica, repleta de metales preciosos. Sus habitantes poseían grandes riquezas, y las tierras regidas por esta ciudad eran excelentes para la explotación agrícola y ganadera.

Algunas versiones la ubicaban en un claro del bosque, otras en una península, y algunas incluso dicen que estaba en el medio de un gran lago y contaba con un puente levadizo como único acceso. Abundaban en ella el oro y la plata, de la cual estaban forradas las paredes. Algunos dicen que al lado de ella hay dos cerros, uno de diamante y el otro de oro. Los historiadores vieron en esta leyenda un intento de la corona española por impulsar la colonización de las tierras del sur de América.

La primera referencia a esta ciudad data de 1528, durante la expedición de Sebastián Gaboto al Río de la Plata. El capitán Francisco César y catorce hombres más partieron a explorar el territorio hacia el oeste, y se especula que llegaron hasta Los Andes o hasta las Sierras de Córdoba. César y seis de sus soldados volvieron tres meses más tarde relatando que habían visto una tierra muy rica que tenía "ovejas del Perú" (llamas) y gran abundancia de joyas y metales preciosos. Durante el siglo XVI se empezó a conocer al lugar con el nombre de lo de César. Cuando las historias comenzaron a hablar de la existencia de una ciudad Inca, sus habitantes empezaron a ser llamados Césares. Su ubicación era incierta y al no encontrarsela, empezó a sugerirse que se hallaba mucho más al sur de la zona en que probablemente estuvo César. Según el investigador Ricardo Latcham, de haber sido las Sierras de Córdoba, tendría explicación la presencia de llamas y de metalurgia, pues en esa zona habitaban los diaguitas y los comechingones, ambos influidos por el Imperio Inca.


Mapa de Pinuer y Orejuela
Antigua ciudad de Españoles radicados entre los indios según el Capitán Pinuer y don Manuel Orejuela.

En aquella época circulaban otras historias de un rico asentamiento en el sur del continente, pues un grupo de mitimaes (colonos incas) se fugó de la zona de Santiago del Estero en 1535 después de fracasar en un intento de rescatar al noble inca Pablo Inga, guía de Diego de Almagro. Se creía que ellos llevaban consigo muchas riquezas y que habían fundado una ciudad Inca en alguna parte del sur de Argentina. Los rumores e informes de indios que decían haber visitado este asentamiento se sucedieron durante el resto del siglo XVI.

Posteriormente, varias expediciones españolas a la zona del estrecho de Magallanes fracasaron y empezaron a circular historias sobre la fundación de ciudades por parte de sus sobrevivientes, sobre todo acerca de la suerte que corrieron los amotinados de la expedición de Simón de Alcazaba y los náufragos de la del Obispo de Plasencia.

El naufragio del Obispo de Plasencia durante la travesía a las Molucas ocurrió en 1540 en el estrecho de Magallanes. Alrededor de 150 personas lograron refugiarse en tierra y se internaron en ella para establecerse hasta que los rescataran. No se tuvo noticias de ellos hasta unos 20 años después, cuando dos de los náufragos lograron llegar a Concepción, en el Reino de Chile, y contaron que otros sobrevivientes habían fundado una ciudad en la Patagonia y que las riquezas de los incas estaban en ella.

Con el paso de los años estas tres historias llegaron a fundirse en una sola, que contenía también elementos fantásticos de la tradición europea. En ella, el poblado de los náufragos españoles tomaba características de la rica ciudad inca y sus habitantes también eran llamados los Césares.

Durante dos siglos y medio, diversas expediciones fueron en su búsqueda, y aunque no la encontraban, enriquecían el contenido de la leyenda. Las encontrarás detalladas en los textos de Ricardo E. Latcham: "La Leyenda de los Césares. Su Origen y Evolución", que hemos incluido digitalizado.

La leyenda da para más, los templarios dicen: "En tiempos precolombinos, después del primer milenio de la era cristiana, habrían existido varios lugares de la Patagonia habitados por una suerte de orden templaria o prototemplaria, constituida por blancos de etnia indoeuropea. Estas ciudades fortificadas habrían sido por lo menos tres.

Un fuerte-puerto sobre el Pacífico y otro sobre el Atlántico, y una tercera ciudad en los antefuertes de los Andes, en la Patagonia central, son los tres lugares mencionados. El último habría sido la denominada "Ciudad de Los Césares", aunque en los relatos de los indígenas los tres asentamientos muchas veces se confunden.

Si bien estas ciudades habrían sido abastecidas de personal desde Europa, el objetivo y los fundamentos de esta orden habrían sido profundamente cristianos pero no ligados a la jerarquía visible de la Iglesia Católica. A su tiempo, los integrantes de esa congregación decidieron trasladar el Santo Grial a la Argentina para mantenerlo oculto y protegido.

La versión indica que esas tres ciudades habrían sido abandonadas en forma organizada y voluntaria ante la llegada de los españoles, lo que pretende justificar la falta de huellas o rastros de su existencia. El motivo de esta "mudanza" y el destino posterior de sus habitantes y el tesoro que escondían son objeto de muchas conjeturas y para los investigadores de Delphos, "constituyen unos de los mayores misterios de nuestros tiempos".
avatar
josecito

Mensajes : 4118
Fecha de inscripción : 04/01/2013
Edad : 47
Localización : Buenos Aires

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.